Diario de un superviviente 1: La Ciudad y el Castillo

Zombis en La Explanada de Alicante

Entrada 1: La ciudad y el castillo.

26 de Julio, 2023.

El sol aún brilla en Alicante, pero la ciudad que una vez vibró con la energía de turistas y locales ya no es la misma. Las olas bañan una playa desierta, y las banderas en el puerto ondean silenciosas, recordándome que ya no hay barcos que lleguen o salgan. El castillo de Santa Bárbara, un viejo guardián de piedra, se eleva sobre la ciudad desierta, un faro solitario en medio de la oscuridad.

Desde que el brote de zombis comenzó, me he mantenido con vida, sobreviviendo como puedo. Tenía suficiente comida y agua almacenada en mi apartamento para resistir un tiempo. Pero las provisiones están casi agotadas y pronto tendré que buscar más. Durante las últimas semanas, he observado desde mi ventana cómo la ciudad de Alicante caía en el caos y la desolación.

Vivo en un edificio de apartamentos cerca del puerto donde solía trabajar. Desde mi ventana en el ático, tengo una vista clara del castillo de Santa Bárbara. Y cada día, mi mirada vuelve allí. Es una estructura imponente, construida para resistir el paso del tiempo y las invasiones. Y ahora me pregunto, ¿podría resistir a los zombis?

Los zombis son atraídos por el ruido, eso es algo que he notado durante las últimas semanas. Se mueven hacia cualquier fuente de sonido, arrastrándose por las calles como sombras grotescas. Eso me da una idea, ¿podría usar el sonido para distraerlos?

Durante años, trabajé en el puerto de Alicante, un lugar lleno de barcos, grúas, y bocinas. Conozco cada barco, cada rincón del puerto. Si puedo hacer suficiente ruido allí, podría atraer a los zombis lejos del castillo y de mi ruta hacia él.

Me toma un día prepararme. Lleno mi mochila con lo que queda de mis provisiones: latas de comida, agua, mi navaja suiza y una linterna. Cuando la noche cae, me dirijo hacia el puerto.

Cruzar la ciudad es aterrador. Las calles están oscuras, llenas de zombis vagabundos que no prestan atención a mi presencia mientras me mantengo en silencio. Me deslizo a través de las sombras, evitando cualquier ruido, hasta que finalmente llego al puerto.

Elijo un barco grande, uno con bocinas poderosas. Subo a bordo, activo las bocinas y huyo tan rápido como puedo. El ruido es ensordecedor, llenando la noche tranquila con su rugido. Y, como esperaba, los zombis empiezan a moverse hacia el sonido.

Me dirijo al castillo de Santa Bárbara. Las calles están despejadas, la mayoría de los zombis atraídos por el sonido del barco. Subo las calles empinadas hasta el castillo, mi corazón latiendo con fuerza en mi pecho. Al llegar, encuentro algunos zombis, pero puedo eliminarlos.

Castillo de Santa Bárbara

El interior del castillo está oscuro y silencioso. Busco en el restaurante y encuentro algo de comida y agua. Es suficiente para sobrevivir unos días, quizás una semana si raciono bien. Luego empiezo a bloquear los accesos, moviendo muebles pesados y haciendo lo posible para hacer el lugar seguro.

Mientras las bocinas del barco siguen sonando en la distancia, me asiento en el castillo. Estoy cansado, pero no puedo dejar de mirar la ciudad desde esta nueva perspectiva. Desde aquí, Alicante parece tranquila, casi normal. Pero sé que la realidad es diferente.

Tengo la sensación de que esta es solo la primera página de una larga lucha. Estoy seguro de que habrá desafíos, quizás más de los que puedo imaginar. Pero por ahora, estoy seguro en el castillo de Santa Bárbara, con una vista panorámica de la ciudad que amo y algo de comida para sobrevivir. Y mientras tenga eso, seguiré luchando.

8 comentarios

    1. ¡Totalmente de acuerdo! Este libro es simplemente cautivador. No puedo esperar para discutirlo con alguien más. Si todavía no lo has leído, ¡te estás perdiendo de algo grandioso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar ...

Te gustaría colaborar?

Contáctanos y cuéntanos más....

Zombis.info